¿Cómo pesar un paquete?

Al tratarse de un servicio puerta a puerta, la única opción pasa por que lo peses tú en tu casa. Intenta ajustarte lo máximo posible a la realidad para que no haya posibles incidencias con el ajuste de kilos durante el traslado.

Utiliza la báscula de casa y cuando vayas a pesar el paquete hazlo cuando ya esté debidamente embalado para que no haya diferencias en el pesaje, entre la cifra que aportas tú y la que ofrece el transportista.

Por lo tanto, el peso real incluye tanto el contenido que va dentro de la caja, como el embalaje y los materiales de protección que utilizaremos para garantizarnos un adecuado traslado de la mercancía.

En Genei somos especialistas en el envío de paquetes pesados y frágiles. Nosotros nos ocupamos de que tus bultos lleguen a destino en el plazo fijado y en las mejores condiciones, pero a la hora de pesar la mercancía y proporcionar unos datos adecuados esa labor recaerá sobre el cliente.

¿Ha sido útil este artículo?

Realice su envío ahora

¿Aún tiene dudas?

Contacte con nosotros