Los productos de artesanía son únicos. Dicen que nunca hay dos iguales. Se realizan de manera manual y detrás de cada producto hay el trabajo de muchas horas a cargo de un ‘artista’. Si te encuentras entre ellos posiblemente te preocupe el envío de productos de artesanía. En ese caso deberías prestarle atención a los siguientes aspectos para una correcta distribución.

Enviar artesanía por correo

  • Revisa la clasificación de los artículos prohibidos y de los que están exentos de indemnización/reclamación. Por ejemplo, en este apartado se encuentran los elementos de cristal, porcelana, cerámica o derivados.
  • Embalaje: insistimos un artículo más en la necesidad de proteger la mercancía lo mejor posible. Sólo así se garantiza la adecuada entrega en destino. Los artículos elaborados a mano no cuentan con un embalaje original, de ahí que sea necesario proveerte del material necesario para proteger los productos. Entre otras cosas una caja de cartón, papel de burbujas, poliespán, etc. Aunque esto te acarrea un poco más de gasto, con el tiempo te darás cuenta del ahorro de preocupaciones e incidencias. Estos son nuestros consejos de embalaje.
  • Contra reembolso: confirma que el cliente final está al tanto sobre la cantidad que se le cobrará. Cuando el transportista llegue a su domicilio el destinatario debe pagarle y una vez efectuado el abono en un plazo de tiempo muy corto se te hará el ingreso en tu cuenta. En el caso de que el cliente final rechace el paquete y el pago, se devolvería la mercancía a origen teniendo que asumir éste los costes correspondientes.
  • Elige un servicio que se adapte a los plazos de entrega que manejes en tu negocio. Si en tu página web garantizas el envío en 24 horas no tiene sentido que contrates los servicios estándar de una mensajería, ya que no se cumplirían los periodos de entrega.

El proceso de contratación con Sendiroo resulta muy sencillo y rápido. Rellena en el buscador el peso y medidas de los paquetes y empieza a ahorrar desde el primer envío.