En un comercio online de poco nos servirá contar con un diseño atractivo, unos precios económicos y una gran variedad de artículo si el proceso de compra resulta enfarragoso y complicado. Hay que facilitarle al cliente este trámite para que le resulte sencillo y rápido. Alargarlo en exceso en el tiempo puede frustar su compra y dejarla a medias. Por eso resulta necesario disponer de una pasarela de pago en el eCommerce para que el consumidor pueda efectuar el pago del carrito de la compra.

Es importante que el consumidor disponga de varios canales de pago para facilitar el proceso de adquisición. Por ejemplo, en Genei hay varios métodos de pago como la tarjeta de crédito y PayPal, además de la recarga de saldo en el caso de los usuarios registrados.

Paso a paso en la pasarela de pago

La pasarela de pago es un proveedor de servicios de aplicación de comercio electrónico que autoriza pagos a tiendas online. Es el equivalente a la TPV física. Incluye una serie de comunicaciones entre el comercio y el banco para formalizar un pago, comprobando ambos que la seguridad y la validez de la operaciones sean totales.

  1. El cliente selecciona el producto escogido en la página web. Rellena los datos de pago y hace click sobre el botón comprar.
  2. A partir de ahí el navegador web del cliente cifra la información que le llegará al vendedor. El cifrado tiene lugar mediante SSL.
  3. Los datos de la transacción serán reenviados por el vendedor a su pasarela de pago también por cifrado SSL.
  4. Cuando todos los detalles hayan llegado a la pasarela de pago del vendedor se reenviará la información al banco adquiriente.
  5. El banco adquiere traslada la información al banco que emitió la tarjeta del cliente para disponer de la autorización.
  6. La entidad emisora envía una respuesta a la pasarela de pago por medio de un código y concretará si la operación ha sido aprobada o rechazada.
  7. La pasarela de pago recibe la respuesta y la traslada al sitio web, donde se informará al usuario.
  8. Al cabo de unas horas el banco adquiriente depositará el dinero de la compra en la cuenta del vendedor.

Dentro del proceso de pago hay un cifrado de los datos que garantizarán la seguridad de este trámite, en donde también hay una comunicación entre los dos bancos, el comprador y el vendedor.