Correos apuesta fuerte por el mercado ecommerce. La compañía postal ha instalado sus taquillas automatizadas de CityPaq en centros comerciales para que los clientes de Amazon y de otras plataformas online puedan recoger y devolver sus pedidos.

En esta experiencia participan casi una veintena de firmas, entre las que se encuentran Alcampo, Carrefour, Lidl, Spam o Covirán, con un total de 600 CityPaqus en los distintos establecimeintos que tienen en el país.

La mayor parte de las taquillas habilitadas por Correos son de un tamaño grande, de 75 centímetros de largo por 61 de ancho, y con capacidad para almacenar paquetes de hasta 30 kilos. Sin embargo, a diferencia de los dispositivos que encontramos en centros de trabajo o urbanizaciones, el uso de los mismos será limitado, reduciéndose a las horas de apertura de los centros comerciales, que por lo general suele ser de 9 a 22 horas, con cierre durante los domingos.

En la actualidad hay casi 5.000 CityPaqs repartidos por España, concentrándose sobre todo en espacios públicos como gasolineras y parkings, además de comunidades de vecinos o centros de trabajo, donde el funcionamiento se alarga durante todo el día.

CityPaq Correos pedidos ecommerce

Empresa de referencia para el comercio electrónico

La implantación de estas taquillas pone de manifiesto una vez más la política que sigue la compañía postal, que busca convertirse en el operador logístico de referencia en el sector. Hace escasos días firmaba una ampliación del acuerdo que mantiene con Amazon, a través del cual los usuarios de esta plataforma ecommerce podrán disfrutar del servicio de transporte de Correos.

Su implicación en el comercio electrónico le permitió facturar en 2017 más de 1.800 millones de euros, unas cifras que no alcanzaba desde 2012. Esta apuesta por el ecommerce y la paquetería le permite amortiguar la caída que viene registrando en los últimos años la compañía con el descenso de cartas.