En tu biblioteca particular acumulas decenas o incluso centenares de libros. Casi sin espacio en tu casa ahora te planteas deshacerte de algunas de estas obras, sobre todo si buscas hacerles huecos a las novedades. Tanto para los títulos históricos como para novelas actuales surgirán interesados en muchas partes. Y para no limitar la cesión o venta a personas de tu entorno te has propuesto venderlos por Internet. ¿Cómo se lo hago llegar a los futuros compradores? Temes que el servicio de Correos te resulte demasiado caro y no te compense el gasto. Entonces, ¿qué opciones tengo para el envío de libros?

El formato en papel continúa siendo la opción preferida por los nostálgicos, pero tampoco se queda atrás el libro electrónico, una alternativa cada vez más utilizada por su capacidad para almacenar varios títulos en un solo aparato.

Cómo enviar libros con la mejor protección

Haz todo lo posible para que los manuales u obras lleguen a destino sin los golpes o rozaduras comunes de un mal embalaje. Y más si eres un profesional, en donde puedes jugarte el prestigio de tu tienda por una mala elección en el empaquetado. No tiene mucho sentido que utilices una caja reciclada o un sobre sin protección para un libro de grandes dimensiones, ya que lo más probable es que el el ejemplar se quede por el camino.

Si no quieres gastarte mucho dinero en el embalaje del libro tienes la posibilidad de decantarte por el empleo de sobres de cartón rígido, pensados para aquellas publicaciones finas y poco robustas. Consiguen protegerlo de los golpes y de las posibles dobleces. Para los manuales de un tamaño pequeño y gruesos se suelen utilizar los sobres acolchados con burbujas. Sin embargo, no se aconsejan para los libros de tapa dura ya que existe el riesgo de que dañen el sobre.

En cualquier caso, el uso de estuches postales de cartón supone la opción más segura para garantizar el transporte de tus libros por mensajería urgente. Los encontrarás de distintos tamaños, capaces de adaptarse a tus necesidades en cada momento. Siempre mejor que en cada una de ellas se introduzca un solo volumen.

Transporte de libros por correo

Garantizar el correcto transporte para los libros electrónicos

También debes preocuparte por el embalaje en el caso de mandar un libro electrónico o ebook. Encontrarás cajas de protección pensadas para inmovilizar al máximo la mercancía durante el transporte, como son las rellenas de espuma, que garantizan una seguridad y protección total.

Suelen ser menos económicas, pero al menos te garantizarás la correcta entrega además de generar una buena imagen entre tus clientes.

¿Qué hacer cuándo se trate del envío de muchos libros por correo?

Para el transporte de un elevado número de libros, como ocurre cuando realizas una mudanza, te resultará más practico el uso de una caja de un tamaño considerable que permita el envío de varias publicaciones. A poder ser que presente un aspecto resistente y seguro. Eso sí, tampoco la cargues en exceso para que no acabe rota por el camino.

Para que el contenido no oscile en exceso durante el transporte no te olvides de incluir en su interior material de amortiguación y sellar bien las solapas con cinta adhesiva. En el envío de cajas grandes la protección se hace imprescindible para garantizar su correcta entrega.