El sector del comercio electrónico se encuentra con unos cuantos obstáculos a la hora de expandir sus redes en el mercado europeo. Entre ellos destaca sobre todo la logística de envíos, seguido por la elevada competencia y los problemas de adaptación del idioma de las plataformas ecommerce. Así lo recoge un estudio realizado por Shopalike.

El 72% de los participantes en esta encuesta admiten que comercializan sus artículos a nivel internacional, mientras que el 50% ha desarrollado un plan de promoción de su actividad online en los mercados nacionales.

Para 3 de cada 10 negocios, la gestión logística de los envíos continúa siendo la asignatura pendiente a la hora de vender en el exterior. Es posible que todavía tengan esta percepción debido a que no conocen los servicios de Genei para los envíos internacionales. Este comparador de envíos llega a más de 200 países, facilitando a las empresas y particulares los mejores precios en paquetería.

Además de la logística, el idioma y la competencia

Además de la distribución, hay otros aspectos que no pasan desapercibidos para los responsables de los negocios ecommmerce, como son la alta competencia en el mercado internacional para el 16,3%, y la adaptación idiomática de las plataformas, para el 15,05%.

En el otro lado de la balanza, entre los asuntos que menos les preocupan para la expansión, se encuentran las regulaciones restrictivas o las complicaciones que implican las divisas.

Las empresas de comercio electrónico consideran que los principales obstáculos que se encuentran los clientes a la hora de hacer las compras online están la falta de contacto físico con el artículo antes de la adquisición y la seguridad en el pago.

Esta encuesta también se hace eco del grado de satisfacción de los negocios ecommerce, en donde la mayoría hace una valoración positiva. Además, más de la mitad de los consultados es optimista en lo que se refiere a las ventas online de cara al futuro.