Pese a las advertencias por parte de Genei y de las agencias de transportes sobre el envío de productos prohibidos, todavía son muchos los usuarios que utilizan los servicios de mensajería para enviar productos ilegales. La circulación de ciertos elementos no está permitida según las leyes nacionales e internacionales por motivos de seguridad, sanidad, protección del servicio y utilidad general. ¿Pero qué pasa si envío un producto prohibido?

El cliente es el único responsable de cumplir con todas las exigencias que aparecen en las condiciones del envío, principalmente porque en ningún momento Genei audita ni manipula los paquetes. Cuando la agencia tenga constancia de que se transporte algo ilegal o  producto prohibido puede retenerlo a la espera de que el cliente lo recoja por sus medios o incluso destruirlo si considerase conveniente.

En estos casos, el contratante del servicio tendrá que sufragar cualquier gasto adicional que se genere a causa de la incidencia, como puede ser el almacenaje o destrucción en punto limpio. Ni Genei ni las agencias de transporte admitirán reclamaciones por los retrasos en las entregas o por los gastos extras que implique la retención de la mercancía.

Para evitar este tipo de situaciones lo más conveniente es revisar antes de la contratación del envío el listado de artículos prohibidos, así como los artículos que carecen de cobertura de indemnización. Además, cada empresa de transportes puede presentar una serie de limitaciones propias.

Productos prohibidos por las agencias

La lista de artículos ilegales o prohibidos es muy amplia. Entre ellos están los productos falsificados, cadáveres y restos humanos, pornografía, armas, elementos obscenos, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, medicamentos, pasaportes, materiales explosivos, residuos tóxicos, materiales explosivos, metales preciosos, artículos perecederos, extintores, obras de arte de gran interés para el patrimonio nacional, dinero, sellos de colección, boletos de lotería, baterías o cualquier producto robado o adquirido de forma ilegal o tabaco.